CÓMO CONVERTIR TU EMPRESA EN UNA MARCA ATRACTIVA PARA LOS CANDIDATOS

Hace unos años, los candidatos se preocupaban, principalmente, de encontrar una oferta de trabajo que ofreciera un buen sueldo. Actualmente, más del 90% de los empleados afirma que para ellos es fundamental que sus valores personales estén alineados con la cultura de la empresa para sentirse satisfechos con el trabajo realizado.

Cuando los candidatos buscan una nueva oportunidad laboral, se preocupan por seleccionar cuidadosamente las empresas que se alinean con sus valores y proporcionan beneficios para su desarrollo profesional, pero también personal. ¿Qué deben hacer las compañías para ser más atractivas de cara a los futuros empleados? Deben crear marcas atractivas y desarrollar una buena cultura organizacional, también conocido como ‘Employer branding”. 

Cuando una empresa quiere convertirse en una marca empleadora atractiva, debe tener en cuenta, tanto a los futuros empleados como al talento interno que ya tiene. Para ello, las empresas deben enfocar sus esfuerzos en aspectos como el entorno de trabajo saludable. El clima laboral de una compañía está condicionado por la percepción de los empleados y por las acciones que las empresas lleven a cabo. Es muy importante ofrecer las mejores herramientas para crear un clima positivo y favorable para todos.

La retribución flexible se ha convertido en una demanda generalizada de las compañías. Es muy importante ofrecer salarios competitivos y prestaciones atractivas que destaquen a tu empresa frente a la competencia. La formación es una de las formas de retribución más solicitadas y mejor valoradas por los trabajadores. Apostar por los cursos de formación para empresas puede suponer un punto de inflexión en la retención del talento de la compañía.

Las distintas generaciones que conforman el entorno laboral tienen necesidades distintas. Se dice que los millennials no suelen durar mucho tiempo en un mismo puesto de trabajo, pero eso no es del todo cierto. Hoy en día, cuando un candidato busca un trabajo, quiere que la compañía le ofrezca un plan de carrera que le permita desarrollarse personalmente. Se trata de un ‘win-win’, ya que ambas partes salen beneficiadas.

Promover el bienestar y la salud mental dentro de la compañía es básico. Para ello, es necesario ofrecer programas de desarrollo personal y de bienestar que tengan un efecto positivo en los empleados y que repercuta en los resultados del negocio.

Inclusión, equidad y diversidad son tres aspectos clave que debes fomentar en tu equipo. El liderazgo es responsable de hacer partícipes a los empleados y considerar la creación de un equipo dedicado a trabajar las distintas iniciativas y garantizar la diversidad en todas las facetas y toma de decisiones que tenga la empresa.

Comprometidos, capacitados, aceptados y valorados, así es como se deben sentir los empleados y los futuros trabajadores de tu compañía. Para ello, se deben crear programas que desarrollen y mantengan estos aspectos, así como trabajar con especialistas en comunicación de contenidos para mejorar la experiencia del empleado dentro de la empresa.