CÓMO EVALUAR EL NIVEL DE IDIOMAS PARA EMPRESAS DE TUS EMPLEADOS

¿Quieres ayudar a los empleados en su estudio de los cursos de idiomas para empresas? A veces, ves resultados que parecen muy plausibles, pero a los trabajadores se les dificulta aplicar lo aprendido. Sin embargo, organizar cursos de idiomas para empresas es una gran ventaja competitiva. Y sí, también puedes poner de tu parte para que el equipo pueda explotar todo su potencial. ¡Hoy te contamos los recursos prácticos con los que estudiar idiomas para empresas y ayudar a los empleados a usarlos!

Razones por las que los empleados no practican idiomas para empresas

Proponer una formación para empresas es un gran paso. No solo beneficia a los trabajadores, sino también a la misma compañía. Además, si se trabajan cursos de idiomas especializados por departamentos, las ventajas serán aún mayores. No obstante, quizá haya compañeros a los que se les dificulta seguir estudiando y practicar. Si ves que es una situación muy común, lo primero es averiguar las razones por las que sucede para ponerle remedio:

  • Puede que los empleados sientan vergüenza al hablar en un idioma que no es el suyo. Piensan que no tienen un buen acento y evitan utilizarlo.
  • Creen que se olvidan del vocabulario nuevo que aprenden. Puede que si no se estudia fuera de la formación para empresas, no se asimile y realmente los trabajadores eviten exponerse al mal trago de quedarse en blanco.
  • Quizá tengan miedo a cometer errores cuando escriben a clientes o compañeros de otras filiales. Es una barrera muy común que se soluciona con tiempo, aprendizaje y práctica de los idiomas para empresas.

Estos son solo algunos ejemplos de motivos que podrían estar afectando a los empleados. Sin embargo, es vital hablar con ellos, preguntarles y tenderles la mano para comprender sus razones.

Recursos prácticos para el estudio de los idiomas para empresas

Entender las situaciones de los empleados y respaldarlos es un primer paso muy importante para que el estudio de los idiomas para empresas vaya fenomenal. Por otro lado, se pueden proponer distintas acciones y actividades que ayudarán al equipo. Los empleados acabarán por hablar inglés para empresas o la lengua que se estudia con menos esfuerzo. Como resultado, también percibirán más salario emocional, pues sentirán que la compañía les respalda. Estos son algunos de los recursos prácticos que puedes proponer:

Pide a los empleados que hablen entre sí

Dependiendo de qué metodología se haya utilizado, es posible que varios empleados estudien el curso de idiomas para empresas. Si esa es la situación, puedes pedir a los trabajadores que hablen entre sí en inglés para empresas o el idioma que estudian. De esta manera, no se sentirán tan desplazados y se verán en la necesidad de usar lo que aprendan en clase. También tendrán que revisar el vocabulario.

Organiza charlas con otras filiales

Cuando se forma a los empleados, ya sea en grupos o individualmente, se tiende a pensar que están preparados para poner en práctica sus nuevos conocimientos. No obstante, dominar los idiomas para empresas requiere paciencia. Para ayudar a los trabajadores, propón charlas con los compañeros de otras filiales en distintos países. Es posible que también estén aprendiendo un idioma, y ese sería un intercambio excelente para ayudar a estudiar a ambas partes. Verás cómo su comunicación se vuelve más eficaz.

Cambia el idioma de los equipos de trabajo

Por otro lado, es importante que los trabajadores puedan asimilar el vocabulario específico de los idiomas para empresas. Este hecho aumenta su productividad, pues se manejan mejor en sus tareas. Con el fin de apoyarlos y que asienten sus conocimientos, puedes cambiar el idioma de los programas que usan a diario. Es probable que los programas tengan una interfaz en inglés, y si el equipo asiste a cursos de inglés para empresas, este recurso práctico les ayudará enormemente.

Haz sesiones de team building en inglés para empresas o en el idioma

Otro recurso formidable para motivar a los empleados a estudiar y hablar idiomas para empresas es hacer actividades de team building. En este caso, los empleados podrían hablar entre sí en inglés para empresas. También tienes la opción de preparar una actividad en la que escriban en el idioma que estudian. De esta manera, además de reforzar el buen ambiente en la empresa, también ayudarías a los trabajadores a estudiar idiomas para empresas.

Respáldate en buenos mentores para tus cursos de idiomas para empresas

Existen muchos recursos para ayudar en el estudio de los idiomas para empresas. Sin embargo, un punto crucial es que los empleados puedan adentrarse en cursos de idiomas para empresas que estén bien organizadas, en los que el profesor les ofrece conocimientos de calidad. Además, podrán usar los recursos que hemos visto para complementar su estudio. No obstante, es posible que aún te queden dudas sobre los cursos de idiomas para empresas. En ese caso, ¡contacta con nosotros! Nos encantará explicarte más.