CÓMO ORGANIZAR UNA FORMACIÓN DE INGLÉS PARA EMPRESAS

La comunicación empresarial está dando un giro: a estas alturas es innegable que el inglés es el idioma más internacional del mundo empresarial. Los grandes centros económicos de los países angloparlantes han contribuido a que este idioma adquiera cierto estatus en los negocios. Esto ha hecho que se haya instaurado como segunda lengua en muchas empresas. Si quieres expandir las barreras de tu negocio, es conveniente que prepares a tu equipo y les des una buena formación en inglés para empresas a tus empleados. ¿Cómo? ¡Te explicamos todo lo que debes saber sobre organizar una formación de inglés para empresas!

Por qué es necesaria una formación de inglés para empresas

En el mundo de los negocios si no dominas el inglés va a ser muy complicado lograr expandir tu empresa en el sector internacional. El inglés es ya el idioma de los negocios, y si no te adaptas al mercado, tu empresa se queda estancada. Para hacer que tu negocio prospere, es necesario que cuides la comunicación que llevas con todos tus clientes, incluidos los clientes extranjeros.

Los beneficios y ventajas que le proporciona a tu empresa que tus empleados sepan comunicar inglés son muy interesantes. Además, cuando ofreces a tus empleados una formación estás abogando por el futuro de la empresa; permites que reciban conocimientos que les harán más capaces y productivos. En muchos casos, incorporar formaciones en empresa se traduce en adaptarse al mercado y a su evolución constante.

En el caso que nos ocupa, la formación de inglés para empresas, permite que tus empleados se sientan más confiados trabajando con clientes o compañeros extranjeros, incrementando la calidad de los servicios que ofreces. Y, sin olvidar los beneficios que les aporta a los empleados: integrarse e interactuar mejor con el equipo aumentando la confianza en sus habilidades y haciendo los procesos mucho más eficaces.

Organiza una formación de inglés para empresas

La formación de inglés para empresas siempre beneficiará a tu negocio. Podrás consolidar mejores relaciones y tendrás clientes satisfechos. Así que vale la pena pensar en introducir un plan formativo para los empleados. ¿Cómo? ¡Sigue estos pasos!

Establece los objetivos que quieres conseguir

Antes de lanzarte a ofrecer formaciones deberías tener un plan formativo adaptado, basándote en los objetivos que quieres asumir. En este plan formativo puedes pensar en incluir puntos como:

  • El temario que se va a impartir.
  • Tu objetivo formativo: a dónde quieres llegar con esa formación.
  • La duración de la formación y las fechas de las clases.
  • La duración de cada clase, el cómputo de horas.
  • El lugar en el que se darán las clases.
  • El presupuesto que quieres destinar a tu formación de inglés para empresas.

El nivel de tus empleados importa

Tener tus objetivos y plan de acción claros va a ser revelador. No obstante, hay puntos que también te debes plantear y que serán decisivos para una buena formación en inglés para empresas. Uno de esos puntos es el nivel de tus empleados. Ofrecer a tus empleados una formación demasiado difícil va a hacer que les resulte complicada de seguir. Por otro lado, si la formación es muy fácil, no les va a parecer interesante y tampoco aprenderán.

Lo más sensato es descubrir el nivel de inglés a través de nuestro test de Business English que tengan tus empleados y adaptar la formación. Puedes realizar tests de nivel y separar las clases por grupos tan homogéneos como sea posible. También puedes dirigir esos grupos según las competencias que deseas mejorar: potenciar el speaking, el Business English o subir de nivel en todos los ámbitos.

La modalidad: otro punto importante sobre el inglés para empresas

Hay personas a las que no les molesta pagar cursos presenciales de idiomas para empresas. Simplemente, les basta con que sean cursos que enseñen a redactar ciertas cosas, como correos electrónicos profesionales u otras piezas. Pero si realmente en tu negocio valoras el tiempo de desplazamiento, que tus empleados vayan al mismo curso para aprender conjuntamente y crear un ambiente de aprendizaje unido, quizá es mejor pensar en cursos online que todo el mundo puede seguir desde un dispositivo con acceso a internet. De esta manera también puede impartir la formación un profesor nativo del idioma sin necesidad de estar presente, con el añadido de que se puede realizar la formación en prácticamente cualquier lugar.

Realiza el seguimiento de los cursos de inglés para empresas a medida

Además de todo lo explicado, es interesante pensar en realizar un seguimiento del avance de tus empleados y establecer una continuidad periódica para que todo el esfuerzo no caiga en saco roto. Generalmente, se suele pensar en exámenes de nivel para realizar el seguimiento. En Classgap for Enterprise podemos encargarnos de gestionar todos esos puntos para que tu formación de inglés para empresas sea un éxito. Algo a medida, adaptado a tus objetivos y nivel de los empleados siempre dará un resultado más satisfactorio.