CURSOS DE INGLÉS PARA EMPRESAS: TRUCOS PARA AFRONTAR UNA REUNIÓN

Uno de los puntos fundamentales de los cursos de inglés para empresas es la de ofrecer una formación de inglés que sea útil en un entorno laboral. Esto no solo compete al puesto que se desarrolla, sino también a charlas y reuniones con proveedores, clientes y/o jefes que se comunican en inglés. Estas son situaciones sociales que se dan en los negocios y se abordan de una manera muy específica, ya que implican ciertas dinámicas que se han de conocer.

4 consejos que seguir para triunfar en una reunión en inglés para empresas

Las reuniones en inglés se preparan con antelación. Tanto lo que se va a decir y cómo se va a decir. Se imaginan hipotéticas situaciones y se afrontan desde distintos puntos para evitar la sorpresa. Para triunfar en una reunión internacional con clientes que necesitan una comunicación en inglés, lo ideal es preparar tanto la lengua como el cerebro para el cambio de idioma. La práctica es la que consigue la perfección.

Clase de inglés para empresas en Barcelona para prepararse

Los cursos de inglés para empresas son 100% personalizados, por lo que se podría pactar, perfectamente, una clase en la que se tendría en cuenta esta futura reunión. Prepararse para ella sería como enfrentar un futuro examen oral. A pesar de ello, los profesores nativos de Classgap for Enterprise siempre harían lo posible por adaptar sus métodos.

Si esta es una de las necesidades de la empresa, se puede contemplar desde el inicio de los cursos de inglés para empresas. Cada cierto tiempo se ofrece una clase práctica, tanto one to one como grupal, que más que enfocarse a alcanzar el nivel de inglés que se tiene como meta, se da para tener los materiales necesarios para que una reunión de negocios sea exitosa. Esto incluye vocabulario, expresiones, práctica oral y más.

Listening con series, películas y podcasts como complemento a la formación de Business English

La propia persona puede hacer las veces de profesor de inglés y ponerse ejercicios para escuchar el inglés de forma activa. Ver series, películas o escuchar podcasts en idioma original, ya sea con o sin subtítulos, activa procesos mentales que cambian el entendimiento a dicho idioma en el futuro.

La recomendación general es la de comenzar con estos listenings, por lo menos con una semana de antelación si la reunión está muy planeada y es de vital importancia. La noche previa es vital que el inglés sea lo que más se escuche para afrontar el momento como si de una persona bilingüe se tratase.

Es también crucial que en muchos de estos listenings se escuche no solo el inglés más neutral y técnico, sino que también se hable con otros acentos, puesto que las reuniones con otras personas en inglés pueden serlo en dicho idioma, pero que no esté dominado por ninguno de los hablantes. El inglés para empresas contempla estos supuestos y las clases grupales son fantásticas para descubrir cómo cambia el inglés hablado por personas con diferente idioma nativo.

Conversación frente al espejo para ganar confianza

Además de prepararse con ayuda externa y preparar el oído, también se debe entrenar la oralidad de modo individual. Una reunión es un momento que requiere confianza, por lo que se debe tener para que la conversación fluya y se pueda utilizar el vocabulario y las expresiones aprendidas. El nerviosismo no permitirá acceder a los procesos mentales que consiguen cruzar información entre distintos idiomas.

El inglés es un idioma que requiere una buena pronunciación para ser entendido. Hacerlo mientras se proyecta la voz necesita ensayar y hacerlo frente a un espejo es la mejor recomendación que dar. Tú te conoces y no te debes juzgar. No es una clase de los cursos de inglés para empresas. No tiene nota. Solo consiste en repetir y ensayar lo que se dirá en la reunión. 

Las expresiones más importantes de saludo, despedida, pedir más información o preguntar dudas son las que deben perfeccionarse de cara a este evento.

Repaso de las expresiones estudiadas en los cursos de inglés para empresas

Un estudio formal en el que se vuelve a memorizar conocimientos que deben estar en la mente tras las clases de inglés para empresas en Barcelona es necesario. La práctica siempre es la mejor forma de aplicarlo, pero la memorización aporta serenidad, tranquilidad y confianza en lo aprendido. Poder determinar cuánto tiempo se ha invertido es fundamental. 

Los cursos de inglés para empresas tienen un seguimiento que, tras probar que después de unas cuantas horas, se va mejorando. Se puede consultar gracias a que RRHH tendrá visión y participación en todo el proceso.

Los materiales se darán en clase y siempre se podrán consultar. Se realizarán tareas sobre las que volver para no tener esos errores que una primera vez se cometieron. 

Las clases de inglés para empresas en Barcelona se harán de forma virtual para que las conferencias, ponencias y otras reuniones por vía online sean más fáciles de seguir.