¿ES POSIBLE PERSONALIZAR LA FORMACIÓN Y AHORRAR DINERO?

Al pensar en formación personalizada para empresas nos viene a la mente un profesor impartiendo una clase a los trabajadores, resolviendo dudas… todo ello de forma presencial.

La personalización es un factor que relacionamos inconscientemente a la presencia física, no concebimos que una clase resuelva nuestras necesidades formativas reales si no es de forma presencial. Hasta hace relativamente poco era lógico tener este pensamiento, las alternativas que existían a las clases presenciales no cubrían del todo las demandas de los usuarios.

La deshumanización es el punto débil de la formación online y con las opciones que existían hasta el momento la deshumanización era total, aquellas formaciones online a través de vídeos o mockups no permiten cabida al contacto entre profesor y alumno, siendo una formación mas fría y distante.

Pero el sector de la formación online ha evolucionado, mediante la formación online personalizada las clases online son tan cercanas como una presencial. Las clases se realizan mediante una videollamada dentro de un aula virtual, en la que hay tanto posibilidad de compartir documentos y pantalla, como disposición de una pizarra virtual. Por lo que solo nos queda pensar en el resto de los factores que influyen en la decisión de contratar formación presencial u online para nuestra empresa:

El desplazamiento es un coste que se debe asumir en la formación presencial, ya sea por parte del profesor desplazándose a las instalaciones corporativas o de los empleados al espacio donde se realiza la formación.

Además, mediante este tipo de formación encontramos la limitación geográfica, si un equipo se encuentra en diferentes lugares (como podría pasar con un equipo comercial), la formación presencial para este caso no sería eficaz puesto que muchos empleados no podrían asistir o perderían clases.

Los costes asociados a las clases es un factor relevante. En algunas ocasiones, la formación de los empleados requiere el alquiler de un espacio para impartir las clases, además de costes variables como sería el material, traslados… En caso de que queramos formar a una gran cantidad de alumnos, tendremos problemas de capacidad, por lo que tendrán que organizarse distintas sesiones formativas para los empleados, lo que supondrá más coste.

Continuando con uno de los impedimentos que hemos mencionado; perder clases por los desplazamientos geográficos, al fijar la fecha de una clase puede que no se adapte al horario laboral de muchos empleados, por lo que conseguir un horario que beneficie a todos los trabajadores es complicado. Mediante la metodología de la formación online personalizada con profesores a tiempo real cada empleado puede elegir el momento que mejor se adapte a él para realizar su formación, por lo que no pierden ni tiempo de desplazamiento ni clases.

Como has podido comprobar, es posible formar de manera personalizada a tu equipo y ahorrar dinero en ello, además, no hay que olvidar el hecho de que al realizar clases de forma remota contribuyes a disminuir la huella de carbono, por lo que el beneficio ya no es solo para tus empleados y tu empresa, sino también para el medioabmiente.

¿Sabías que en la formación también puedes medir el ROI de la inversión en el aprendizaje online? Realiza tu cálculo de manera sencilla.