FORMACIÓN DE INGLÉS PARA EMPRESAS: ¿QUÉ NECESITAN TUS EMPLEADOS?

Las clases de inglés para empresas que se solicitan cumplen con los requerimientos de los negocios, compañías o proyectos porque su diseño, desde su etapa de inicio, está concebido para tal. Se busca que un trabajador de esa empresa con un puesto determinado haga uso del idioma de una forma que le sea afín al puesto y al sector en el que se desarrolla profesionalmente. De ahí su importancia. No es algo que pueda ayudarle. Es algo que le ayudará en el futuro inmediato.

Tabla de contenidos:

10 ventajas de las clases de inglés para empresas

  1. Ayudan a hacer oído en un ambiente de business. Reuniones, conversaciones con clientes y charlas son algunas de las cosas que se ensayarán.
  2. Se aprenderán expresiones muy específicas. Se utilizarán a modo de saludo, despedida, preguntar dudas y no faltar al respeto en ningún momento.
  3. Se dominarán las videollamadas de trabajo. Las clases de inglés para empresas son online, por lo que el oído se hará al audio por ordenador.
  4. Se mejorará la comunicación a todos los niveles. Estudiar un idioma ayuda al cerebro a establecer mejores conexiones relacionales entre conceptos.
  5. Será útil desde la primera clase. El inglés para empresas puede practicarse desde el primer contacto.
  6. El trabajador pasa de empleado a talento. Es importante que las personas sean más que una herramienta para hacer un servicio determinado.
  7. Las clases son específicas 100%. Esta especificidad es clave para el éxito de estas.
  8. Se gana una comunicación empresarial, visión, formalidad y diplomática. Se desarrolla un profesional en múltiples sentidos.
  9. Permiten entender y crear contenido en el inglés para empresas. Es valioso dar y recibir información.
  10. No es un esfuerzo individual. Los profesores ayudan de manera personalizada tanto en las clase one to one como en grupo.

Inglés para empresas: cursos de formación para el equipo comercial

El inglés de negocios que más se emplea es el conversacional. Las llamadas de teléfono, los briefing con clientes para ponerse al día y las reuniones de estrategias son algunas de las situaciones que se ensayarán en las clases de inglés para empresas. El equipo comercial de una empresa debe comunicarse con cualquier posible inversor, proveedor o cliente de forma fluida. Por eso, el equipo comercial no solo debe saber el nivel básico de idiomas para empresas, sino que deberán seguir los cursos de inglés para empresas más avanzados.

El departamento comercial es el que usa los conceptos más novedosos y globalizados que son, a la fuerza, en inglés. Estar a la vanguardia del idioma siempre les fuerza a que sea de forma laboral. Por eso, todos sus esfuerzos por aprender deben aplicarse y asentar sus bases en un Business English. Este debe ser comunicativo y explicativo por encima de todo.

7 consejos para dominar el inglés para empresas

  1. Leer notas de prensa de medios nativos. Es el inglés para empresas más formal que aprender.
  2. Crear un glosario de palabras para repasar donde sea. Esta pequeña guía de vocabulario ayudará antes de cada momento clave.
  3. Pedir una clase específica antes de cualquier encuentro en inglés. Para dominar algo hay que ponerlo a prueba y tener la confianza que da la práctica.
  4. Estudiar los diferentes acentos. El inglés es hablado como primera lengua por muchas personas con acento, pero también por otros como segunda lengua que no pueden evitar tener un deje de su primer idioma.
  5. Aprender qué no decir. En ocasiones, existen palabras que deben ser pronunciadas de una forma exacta porque otra puede significar algo completamente distinto. Se ha de evitar a toda costa.
  6. Escribir para dominar la gramática. Escribir emails o informes ayuda a sentar las bases gramaticales del idioma y se trasladan a la conversación.
  7. Practicar la pronunciación frente al espejo. Se debe marcar bien cada vocal y poner la lengua y la boca de un modo determinado.

Clases de inglés para empresas: el mejor recurso para tus empleados

Ha quedado claro, a lo largo de los últimos años, que la mejor baza que tienen los negocios es la de retener el talento que ya poseen y ayudarle a desarrollarlo. De nada sirve perder empleados cada poco tiempo que necesitan un tiempo para adaptarse al puesto.  La rotación no crea equipo ni especializa al trabajador. Tener a alguien que ya es funcional y potenciar su valor es una inversión que sale bien. Por eso, este recurso es especialmente demandado por las empresas. Además, ellas forman parte de la decisión de qué estudiará su empleado, de qué manera y cómo lo lleva. Por su parte, los trabajadores ganarán en eficiencia, uno de los mejores recursos para trabajar mucho y trabajarlo bien.

Los cursos de inglés para empresas de Classgap for Enterprise son 100% específicos porque sabemos que es crucial para un buen desarrollo del idioma. El enfoque empresarial es uno que debe medirse, llevar un seguimiento y dar unos resultados para valorarse como caso de éxito. Y lo hacemos. Consúltanos.