LA RETRIBUCIÓN FLEXIBLE: LA CLAVE DEL FUTURO DE RRHH

Hoy en día los empleados buscan mucho más en una empresa que un salario alto y proyectos emocionantes. Por ello, se han empezado a investigar formas de ofrecer más valor a los trabajadores intentando mantener los beneficios para el negocio. Una manera de ofrecer ese valor es la retribución flexible. ¡Veamos de qué se trata y por qué es tan importante!

Tabla de contenidos

  • Retribución flexible: Ahorro, beneficios sociales y retención de talento
  • Retribución Flexible: 7 claves para entenderla
  • Ventajas e inconvenientes de la retribución flexible
  • Plan de Retribución Flexible: todo lo que debes saber

Retribución flexible: Ahorro, beneficios sociales y retención de talento

La retribución flexible es un tipo de remuneración al que pueden recurrir voluntariamente los empleados. Es similar a los beneficios sociales, pero en este caso el empleado decide destinar una parte de su salario bruto a productos o servicios bonificados, como: las comidas, la guardería, el transporte o la formación. De esta manera, puede disfrutar de los servicios a un menor coste que el del mercado. La retribución flexible contribuye al ahorro por parte del empleado y de la empresa, además de a la retención del talento: ofreciendo servicios bonificados como la formación complementaria para los empleados, la guardería o el transporte, aumenta el salario emocional.

Retribución Flexible: 7 claves para entenderla

Todos los asuntos que tienen que ver con temas fiscales pueden parecer confusos. La retribución flexible no se queda atrás, ya que, además, puede confundirse con otros conceptos, como los  beneficios sociales. Aquí tienes 7 claves para entenderla:

  • El por qué de este tipo de remuneración: la Administración considera que tan solo por desarrollar una actividad profesional, el empleado tiene gastos asociados que debería poder deducir de su sueldo.
  • Qué relación tiene con el IRPF: este tipo de remuneración permite deducir los impuestos de los servicios disfrutados en el salario bruto, antes de los impuestos. Esto significa que el IRPF del sueldo total será menor.
  • A qué porcentaje del sueldo se puede aplicar: se puede destinar el importe correspondiente al 30% de su sueldo bruto a la retribución flexible.
  • Cómo ayuda a ahorrar: el empleado obtiene los servicios con un precio menor al del mercado al estar exentos de impuestos. Mientras que las empresas pueden ofrecer mejores sueldos netos sin necesidad de aumentar costes.
  • Qué bonifica: los productos y servicios que bonifica la retribución flexible son las comidas, el transporte público, la formación, los planes de jubilación, la guardería o el gimnasio, entre otros.
  • Cómo aplicar la retribución flexible a la formación: con este tipo de remuneración tu empresa puede ofrecer educación interesante para el empleado, como por ejemplo formación online en soft skills o en idiomas. La retribución flexible y la formación para los empleados aumentará la retención de talento.
  • Por qué es tan importante contar con estos planes: aseguras que puedes ofrecer buena formación interesante para los trabajadores, además de mejorar ciertos aspectos de la empresa que hará que sea mejor vista por los empleados.

Ventajas e inconvenientes de la retribución flexible

Como seguro que habrás pensado, este tipo de remuneración parece una muy óptima: ofrece ventajas para la empresa y para el empleado, como la formación. Pero, como todo, también tiene sus desventajas.

Ventajas de la retribución flexible

Dar las ventajas de la retribución flexible puede hacer que el empleado perciba beneficios tales como: la posibilidad de usar la retribución flexible para la formación, ahorrar y mejorar la de conciliación con un aumento en su calidad de vida.

Para las empresas, la retribución flexible se traduce en una mayor retención de empleados a los que formar para capacitarlos mejor, ofrecer mejores condiciones salariales sin aumentar los costes, y  mejorar el clima laboral y la productividad.

Inconvenientes de la retribución flexible

No obstante, desde Recursos Humanos se deberá invertir tiempo en la creación del plan de retribución flexible. Hay que tener en cuenta que debe estar sujeta a la legislación vigente, por lo que se deberá actualizar con cada cambio. Además, la empresa necesitará invertir en una plataforma tecnológica que permita gestionar todo el plan. Todo ello se traduce en un esfuerzo previo a la implementación.

Plan de Retribución Flexible: todo lo que debes saber

Para poder ofrecer esta clase de remuneración a los empleados de tu empresa, primero la debes crear e implementar. Sírvete de esta guía para estructurar tu plan:

  • Inicia con una estrategia de beneficios: define lo que puede aportar la retribución flexible tanto a la empresa como al empleado para ver qué beneficios escoger.
  • Diseña tu plan: una vez escogidos los beneficios, tendrás que crear un plan que se adapte a tu propuesta.
  • Implementación y análisis: por último, te tocará implementar la propuesta y analizar los resultados que está teniendo para mejorarla.

Una de las bonificaciones que puedes adherir a la retribución flexible es la formación. Usarla para ofrecer a los  empleados de tu empresa formación online en soft skills o idiomas puede ser muy beneficioso. ¡Contáctanos y te asesoraremos sobre la formación para empresas y las bonificaciones!