¿POR QUÉ LOS EMPLEADOS SE RESISTEN A LOS CAMBIOS?

El mundo laboral está formado por distintas generaciones de empleados y, dependiendo de sus edades, los trabajadores son más partidarios de los cambios. Comprender cuáles son las causas por las que no quieren aceptar los cambios ayudará al equipo a avanzar y afrontar cambios importantes.

Pero ¿por qué los empleados se resisten al cambio? Muchos se ven condicionados por los motivos de este cambio. Los cambios de puestos de trabajo, el miedo a lo desconocido, la falta de apoyo o confianza de los líderes o las exclusiones relacionadas con la toma de decisiones respecto a los cambios son algunas de las causas principales.

Cuando hay falta de comunicación por parte de la organización sobre los detalles o razones del cambio, además de falta de claridad sobre roles de los empleados, es el motivo por el que se suelen resistir a los cambios. Esta resistencia ocurre cuando se requieren cambios que puedan incluir aumentos de carga de trabajo, cambios en las tareas que se desarrollan o nuevos requisitos de comportamiento.

El miedo también es una de las causas más comunes en la resistencia a los cambios de los empleados. Especialmente, destaca el miedo a la pérdida de trabajo o a recibir un sueldo inferior. La incertidumbre sobre el futuro personal y de la organización suele surgir debido a experiencias anteriores que se hayan vivido. A esto se le suma la falta de apoyo por parte de los altos cargos y managers. A menudo, son los jefes las personas que más se resisten al cambio y plasman sus comportamientos en su equipo de trabajo.

La transparencia y la comunicación es clave para que el proceso de planificación de los cambios salga adelante. La cultura organizacional y la desalineación de las metas y proyectos también provocan resistencia a los cambios. El cambio de ritmo, la falta de métricas, las métricas que no se alinean con los parámetros para la promoción son incentivos que dificultan los cambios.

Si hablamos de los managers más a fondo, debemos saber que su resistencia al cambio se puede deber, principalmente, a su incapacidad para liderar ese cambio y facilitar los trámites a su equipo. Puede que tu responsable carezca de las habilidades principales que se requieren para manejar estas situaciones, comunicar mensajes a sus equipos y afrontar situaciones nuevas.

Es muy importante tener en cuenta esta resistencia a los cambios, ignorarla no va a servir de nada. Los profesionales deben seguir los cinco consejos clave: gestionar el cambio correctamente, tener presente la posibilidad de que exista una resistencia al cambio, seguir un enfoque formal, identificar las causas raíz de la resistencia e involucrar a los gestores de resistencia.